Un día en Tánger

Con una pequeña maleta en la que debe meterse exclusivamente lo necesario, uno de los atractivos de Tarifa es, por esos 35 minutos que la separan de Marruecos, hacer un viaje a Tánger.
Los tours culturales de un día son estupendos si se dispone de poco tiempo pero si se cuenta con más, nuestra recomendación es hacer noche allí.
Escuchar las llamadas a la oración desde los minaretes de las mezquitas es sencillamente extraordinario. Pero hacerlo al amanecer o al anochecer, dejando que las voces resuenen por las estrechas calles de la medina, libre de gentes, es sobrecogedor. Es tal el silencio en la medina que cerrando los ojos uno llega a escuchar el roce de las chilabas rozando el suelo en el apresurado caminar de sus dueños hacia las mezquitas.
Existen numerosos alojamientos en Tánger pero nosotros recomendamos los pertenecientes a la asociación de alojamientos con encanto "Special Lodgings". Todos ellos, establecimientos legales que cumplen con la normativa y que evitan sorpresas no deseadas, sorprenden no solo por el carácter que han imprimido sus propietarios en edificios que fueron viviendas de ricos mercaderes, o sencillas edificaciones que fueron morada de familias artesanas, sino por el extraordinario gusto que destilan sus detalles y la inestimable ayuda que se recibe en ellos para conocer de verdad los intríngulis de Tánger.

Arriving to Riad La Tangerina Tangier Morocco

Nosotros estuvimos en dos de ellos: La Tangerina y Albarnous, dos lugares que nos embelesan no solo por los detalles que cada uno tiene sino por la inconmensurable amabilidad de sus propietarias.
Animamos a quienes tengan el deseo de saber más del desconocido mundo árabe que se animen a experimentar. En ambos, el hamman es uno de los atractivos de los que se puede disfrutar.

Llegada a La Tangerina:

Los comentarios están cerrados.